martes, 10 de diciembre de 2013

Future Noir 1x04

Decidieron dispersar el grupo, por aquello de no llamar la atención. Blackwood se largó a saber dónde, mientras que Kirby y Kevin Starr tiraban, sin haberse puesto de acuerdo, hacia el barrio de Marina Norte. Al parecer la novia de Kirby vivía por allí, y Kevin quería saber por qué debía prescindir de su guardaespaldas. Después de una ligera discusión ante la puerta del bloque donde vivía la chavala en cuestión, Kevin decidó que estaba solo.
Volvió al piso franco, hackeó las cámaras de vigilancia del bloque de la novia de Kirby y avisó vía telefónica al mercenario de que alguien rondaba por la zona: un hombre de negro pululaba por el mismo piso donde vivía su novia. 
Luego buscó mucha información por la Red, viajando de un lado a otro acumulando muchos datos útiles. Finalmente creyó ver a Errol Flynn flotando sobre la cuidad virtual. El tal Flynn era un programa de aviso que buscaba al hacker: "Nos vemos en el IRC".

Investigó por ese lado y llegó a un bar llamado Queens al noreste de la zona de combate, a unas manzanas del Casino. Fue andando, y lo tuvo crudo, ya que fue atacado por un fibrillas con una navaja. Le aguantó un par de rounds bloqueando navajazos, pero al final esas clases de aikido a las que su tío lo apuntó en el instituto dieron su resultado: agarre, desequilibrio, proyección y luxación del codo derecho. Rotura de fibras asegurada, y 500 europavos... lo que el pringao este había cobrado por el trabajillo. Dejó que se fuera con una amonestación...
Llegó andando al local, un bar al que se accedía desde la calle, bajando unas escaleras. Cerrado, y parecía que llevaba bastante en ese estado. Nada que llamase su atención... salvo un graffiti de un camino de baldosas amarillas que señalaba a las escaleras. Intentó ver si había algo dentro del local, y le pareció ver un destello de luces LED en el interior... ¿un servidor?
Volvió al piso franco y se conectó, buscando alguna entrada a ese lugar, hallándola: un dataterm falso permitía entrar en otro nivel de la Red, apareciendo en los baños del IRC. El entorno gráfico era cutrelux total, como en 8 bits. Allí se le presentaron Flynn (que le había entregado online la grabación de vídeo del tiroteo de Marina Norte) y otros muchos dándole la bienvenida "al Club". 

Un club de hackers, operadores y netrunners contra el mundo. Putos geeks...