viernes, 2 de octubre de 2015

Juegos Fatuos

Flipando. Contexto de estilos de juego de rol. De ROL. Y leo en los comentarios "Nosotros no interpretamos, ni mucho menos mostramos sentimientos, y la historia nos importa lo justo o casi nada" y "Y puedes "actuar" [...]. Aunque a nosotros nos parezca mortalmente aburrido e incluso algo fatuo.". Mortalmente aburrido y fatuo... Flipando. Coño, que cada uno tendrá su estilo, pero impresiona a estas alturas. 



No sé. Llevo jugando (dirigiendo, realmente) juegos de rol reglados va para treinta años (modo barbablanca ON), y desde el principio mis jugadores pidieron interpretar, actuar y que hubiera una historia de fondo que los asombrara. Jugar para el asombro. Querían volver a casa después de la partida y recordar esa conversación con el Rey, o el combate con el Caballero de la Muerte, o romperse el coco a causa del acertijo del Dragón Alygat Orr. Y el guerrero era un guerrero, el mago era un mago y el montaraz era un montaraz; pero no se distinguían solo por sus estadísticas, sino que la actitud que el jugador imprimía al personaje los diferenciaba de base. Realmente jugar a rol sin asumir un rol, sin interpretar ese rol (no hablo de Lawrence Olivier, hablo de dejarte envolver por el escenario y decir "¿sois vos Sir Elenthal? Dicen que tenéis una misión para nosotros" en vez de "¿Eres el pollo que das las quests?") y sin que te importe nada de lo que haces en el entorno de la campaña que juegas, "porque la historia me importa lo justo o casi nada"... pues no sé, pero creo que eso está más cerca del parchís que de una de mis partidas de rol. DE ROL, insisto. 


Creo que por eso siempre he sido más de Arneson que de GygaxCon Arneson creo que hubiera disfrutado jugando en unas jornadas. Con Gygax quizá me hubiera levantado a los 5 minutos y le hubiera dicho "he venido a jugar a Rol; para jugar al Descent/Heroquest me quedo en casa".
Quiero imaginar sitios, quiero hablar con gente, quiero explorar ruinas que no tengan ni monstruos ni tesoro destacable solo por el mero hecho de ver qué hay dentro, hacer amigos que no existen, sentir pena cuando mueren o alegrarme si se casan (igual que con un personaje de novela que te cae bien), sentir que tengo una responsabilidad en ese mundo inventado en el que mi conciencia me fuerza a ir a luchar contra el liche que esclaviza a las tierras del norte no porque vaya a estar cargado de artefactos, oro y PXs... sino PORQUE ALGUIEN TIENE QUE HACERLO, y el héroe aquí soy yo. Quiero un juego que me haga sentir eso, no como una figurita de plástico sobre un mapa hexagonado. Mi opinión, ojo.



Mover 10 pies en un mapa, atacar con Hendedura a dos enemigos y quitarles 10 y 7 pgs respectivamente gracias a mi D20 de la suerte. Y ahora le toca el turno a otro. Pues bah. Estilos de juego. Cada uno con el suyo.

Ay, Dave... menos mal que te pusiste
 pesao con lo de que se interpretara
y que la historia tuviera peso... ¡GRACIAS!