jueves, 12 de febrero de 2015

Runequest Involucionado

Se me hace curioso que, ahora que tantos andan con el Runequest 6, colgando fotos, mostrando orgullosos el manual del que fueron mecenas, voy yo y cambio el sistema de la partida de Runequest Mongoose que estoy dirigiendo por el de Openquest.


Y es que, aunque mola y todo eso, Runequest siempre me ha parecido un coñazo. Sobre todo el de Joc. Era un sistema que detestaba, empezando por sus modificadores de daño, pasando por sus momentos de reacción y para rematar, la magia. Esa magia. Vaya coñazo. Siempre quise hacer un malo de manual hechicero, pero me pareció inviable esa vía de la magia. 

Incluso ahora, con el RQII me pareció incongruente el sistema de daño: gente que acumula 20 puntos de daño repartidos por todo el cuerpo y sigue al 100%. No sé, yo es que siempre preferí el punto de vista Cthulhu para el BRP: si te hacen 10 daños, pues pierdes 10 de vida menos armadura; si un investigador aprende Consunción, pues quemar peña. En RQ era todo más complicado, más lento. Y eso que jugué una campaña de un par de años en la que llegué a ser Señor de las Runas de Yelmalio, y el máster era bastante book-keeper con los jugadores.

De Glorantha mejor no hablo. Me parece un mundo ajeno y extraño que, cuanto más leo, menos me atrae. Creo que como jugador lo disfrutaba más, dejándome llevar y descubriendo cosas incomprensibles (patos, dragonuts, catoblepas?!?!?). Como máster me parece muy engorroso.
Pero que conste que me sigue pareciendo un gran mundo, muy recomendable para un número de jugadores enorme. Pero no para mí.

Por eso me hace gracia ver a todo el mundo con el justificable subidón... y a mí simplificando el sistema a Openquest.

En fin.