domingo, 16 de marzo de 2014

No te Duermas (Conclusiones)

Pues nos hemos marcado una historieta de 3 sesiones al grandísimo No te Duermas, aprovechando que tenemos a un jugador (El Mosquetero) descolgado durante unas semanas por motivos de trabajo.

Con dos jugadores y un máster se me ocurrió probar el NtD, juego que tenía en inglés desde hace varios años, pero que no veía manera de ponerlo en la mesa. A finales del año pasado lo pedí a Conbarba y se me ocurrió un argumento, pero que precisaba de varias partidas y, como mucho, dos jugadores. 

Siempre me han gustado las historias con personajes mentalmente divergentes, y una trama donde un personaje se ha enajenado de tal manera que ahora sea dos personajes, y que los jugadores que los juegan no tengan ni idea de lo que pasa, salvo por pistas puntuales, comenzó a dar vueltas en mi cabeza.

Lo malo es que cuando quedamos nos ponemos a hablar de mil cosas y va pasando el tiempo y aprovechamos muy poco de partida (es más, la tercera partida empezó a las doce de la noche y terminó poco antes de la una). 

No salió todo como yo esperaba, más que nada por el poco rendimiento de juego real; además los dos jugadores propusieron jugar a Alta Fantasía las semanas venideras, así que me temía que la partida de NtD se quedara en nada. Por eso la tuve que apurar. Me hubiera gustado que el descubrimiento de las psique rota en dos personajes hubiera sido un poco más paulatina, pero al final el resultado me gustó y gustó a los jugadores.

Ya sé que no es una partida de No te Duermas al uso, pero exploramos el sistema (que agradó) así como partes de la Ciudad de la Locura. El juego en general gustó, y esos éxitos con dominio del Dolor, de la Locura o del Agotamiento dieron mucho juego.

Gran edición, gran traducción y gran juego. Muy recomendable para aquellos a los que les gustan los sabores exóticos y que se atreven con algo más que el d10 o el d20.