martes, 31 de diciembre de 2013

Pues eso

Por mi profesión el cambio de año no es en navidad, sino en verano.

De todas formas os deseo para el año nuevo que paséis una agradable noche con la gente que queráis y, en general, una vida maravillosa y una inmensa felicidad y, si es con vuestras aficiones como condimento, pues mejor.

domingo, 29 de diciembre de 2013

NEXT, please...

Ayer pasamos la ficha de 3.5 de la campaña de Carwill (que ahora es elfo por motivos de sistema) al sistema playtest de D&D NEXT. Jugamos alrededor de hora y media tras ello y, la verdad, nos encantó.
La creación de personaje varía, aunque sus principios son los mismos: tenemos las 6 características de siempre (Fuerza, Destreza, Constitución, Inteligencia, Sabiduría y Carisma) con valores de 3 a 18, y sus modificadores como en la 3ª dependiendo de su valor (si tengo Int 11, pues +0, por ejemplo). 
Luego tenemos Raza y Clase, que me gustan bastante más que en la 3.5, pues aportan más frescura y menos números. Por ejemplo, el elfo ya no tiene mil bonos por buscar, percepción y así: ahora tiene ventaja (ya os comentaré) en las tiradas de Sabiduría (Percepción). No me gustó en el Ranger el cambio de reglas en los enemigos favoritos... Ahora tienes Colosos u Hordas, que consiguen abarcar más pero de una manera tal vez más descafeinada a mi parecer que eligiendo un enemigo específico.
Bueno, luego vemos que, por clase, tenemos un bono de pericia, que va del +1 en nivel 1 a +6 en 20. Este bono se sumará a las habilidades que conozcamos, salvaciones y al ataque con las armas que sepamos usar.
Con la Clase obtenemos 3 habilidades, que marcamos en la hoja de pj, y cuyas tiradas modificaremos con nuestro bono de pericia por ser conocidas.
Luego elegiremos un trasfondo, que puede ir desde asesino a guía pasando por noble, comerciante, cazarrecompensas o charlatán. El trasfondo nos dará, entre otras cosas como equipo y lenguajes, 3 habilidades más. También nos dará una "trait", algo especial como el forrajeo para el Guía o la Lengua de los Ladrones para el Ladrón Cofrade.
Las habilidades son pocas en total, 18 en realidad, y todas las que sepamos (6 al principio) tienen el bono de la característica que la controla (Percepción es de Sabiduría, Sigilo es de Destreza, y así) y el de la pericia profesional.
Así, si llevo a un ranger de nivel 2 (pericia +1) que tiene sabiduría 16 (mod +3) y tengo que tirar Supervivencia, pues tiro el d20 y le sumo 4 al resultado.
Las famosas Dotes son una regla opcional que no aplicamos por ahora.
Luego tenemos todo lo típico: Iniciativa, Clase de Armadura, Ataque... cosas que son más o menos como en la 3.5. Pero, aparte, tenemos los Puntos de Golpe y los Dados de Golpe. Los Puntos son lo de siempre: con cada nivel sumamos el resultado de nuestro dado de Clase (d6 para el mago, d10 para el paladín... etc) y los Dados de Golpe son una reserva de nuestro dado de golpe que podemos tirar en momentos de descanso para recuperar puntos de vida. Creo que esto lo tenía la 4ª, y lo tiene también la versión de 13th Age.
Ejemplo: Soy un ranger de nivel 2, mi modificador a la Con es +2 y mi dado de golpe es d10. En nivel 1 tenía 12 de vida (el máximo de d10 +2). Al subir a nivel 2 tiré y me salió un 6, que +2 es 8: 20 puntos de vida en total; y 2 Dados de Golpe. Me pegan una paliza y estoy a 3 puntos de vida, pero he acabado con mis enemigos. Descanso durante una hora para tomar aliento y gasto mis 2 Dados, sacando un 12 en total: mis puntos de vida suben a 15 gracias a ese descanso. Los Dados se recuperan tras un descanso largo, y puedes gastarlos en la porción que quieras.
Las armas y armaduras tienen "propiedades" que las hacen diferentes. Así, la espada larga de Carwill, que hacía 1d8, ahora hará 1d10 si la porta con dos manos, porque es versátil.

Del sistema en sí me han gustado mucho las ventajas y desventajas: si en una situación tengo ventaja, pues tiro 2d20 y me quedo con el mejor resultado; si tengo desventaja, pues lo contrario. No solo situaciones: el elfo de mi sobrino tiene ventaja siempre que tire Sabiduría (Percepción) y en las tiradas de salvación contra encantamiento.
Los bonos de pericia profesional se suman a casi todo, desde al ataque con armas que sepamos usar hasta a ciertas tiradas de salvación: Carwill suma su bono a las tiradas de Salvación de Des y Sab, por ejemplo.

En general me gustó bastante, sobre todo por la sencillez que se percibe. Carwill exploró el norte de Silverton, matando a 6 gnolls con su arco largo usando su ingenio y habilidades de sigilo con mucho éxito. Y el sistema me respondió mejor que el 3.5 o la 2ª. Permite más cosas porque no está tan constreñido a mi parecer. Una cosa que siempre me echaba para atrás de la 3.5 era cuando teníamos que introducir un pj nuevo y los demás ya eran de nivel alto... entre una cosa y otra enredabas un montón de tiempo para hacer el nuevo pj. Y para crear un antagonista con entidad a nivel alto te podías aburrir entre poderes y dotes. Carwill está en nivel 3 y, por ahora, eso está lejos; pero viendo el sistema y los enemigos avanzados del bestiario no me parece que vaya a ser igual de lioso.

Pues eso, seguiremos testeando el asunto y contando las andanzas de Carwill el Elfo de los Bosques en su misión protectora de la villa de Silverton y, quizás, de la reconquista del Reino Caído de Brookmere (el medallón de Mímulus le está comiendo la oreja para que vaya allí).

jueves, 26 de diciembre de 2013

La Desolación de Smaug

Ha sido más bien MI desolación, pero en fin. Ojo que aviso:



En general me ha gustado volver a sentir la Tierra Media en pantalla grande (y tan grande: pantallón de la sala ISens de Cinesa As Cancelas), pero el guión es un desastre sin pies ni cabeza que destroza el libro de cabo a rabo. Vale, soy un purista y me hubiera gustado que, ya que estás adaptando un libro, intentaras ser fiel a ese libro. Si en la primera película ya encontrábamos despropósitos de la talla del trineo de Radagast, en esta hay una serie de cosas que, personalmente, me parecen insultantes. Y el personaje de Tauriel no es lo que más. Todo el personaje de Bardo, deconstruido cual tortilla de patata por Ferrán Adriá, resulta que ya no es capitán de una compañía de arqueros de la guardia de la Ciudad del Lago... ahora es un contrabandista con una vena Che Guevara... tócate el nabo. De Beorn mejor no hablar (ni de su caracterización, que no me gustó nada...), ya que se pasa por el forro la buenísima escena de la entrada paulatina en su casa. Y diréis: joder, es que no se puede poner todo... Ya, pero es que llena el guión con diálogos absurdos o escenas que no vienen a cuento quitando otras muy importantes. Los elfos del Bosque Negro, pues bien, prefiere presentarlos como picadoras de orcos y luego tenemos un Thranduil que ya sabe todo el plan de Thorin antes de preguntar. Pues vale. 
¿El Lago? Me gustó la forma de la ciudad, se respira realidad, pero el gobernador y sus minions, pues como que no. Y la separación del grupo de enanos... debido a orcos con flechas envenenadas de "soplo negro"... jasúsmaríayjosé.
¿Smaug? Me gustó el aspecto, aunque yo tengo más en mente las versiones de McBride de la portada del suplemento de Criaturas de la Tierra Media y la del cómic del Hobbit de David Wenzel (como Beorn, me lo imaginaba más a lo Wenzel). No me gustó que el dragón no tuviera brazos y alas, sino unas alabrazos que no me convencen para un dragón tan majestuoso.

En fin, que del 1 al 10 le pongo un 3 ó 4. Y pánico me da la tercera en verano, a ver con qué nos sale (muerte de Tauriel asegurada, claro).




domingo, 22 de diciembre de 2013

Errare Humanum Est

Pathfinder. En castellano. He leído en Mundos Inconclusos que tiene erratas bastante gordas.

En otros lugares he leído que es normal en un manual tan grande. Es decir, que es normal gastar 50 euros en un libro con muchas erratas. Lo vemos normal. Y algunos incluso lo justifican. 

Pues, con los tiempos que corren, yo no lo veo normal. Y empiezo a estar harto. De gastarme 80 euros en un juego de tablero y que traiga erratas en las reglas o, pero aún, en cartas o tarjetas de personaje. De comprarme un juego de rol y que las reglas carezcan de sentido hasta que me bajo la versión inglesa y veo que es un error de traducción. 
Mientras siga esta política y sea normal el da igual como se publique mientras se publique, pues considero también normal que la gente cuelgue PDFs en el emule y comparta archivos. Porque a mí me parece una falta de profesionalidad enorme que una empresa saque un juego de 50 euros en estas condiciones, mientras que cuatro frikis malparidos y sin un duro sacan un manual completo sin erratas destacables por cuatro perras. Al final habrá que comprar más a eses que autoeditan y miman el producto por ser suyo que a mercenarios que no le tienen ni el más mínimo cariño (para muestra un botón) a lo que publican, mientras lo publiquen. 

martes, 10 de diciembre de 2013

Future Noir 1x04

Decidieron dispersar el grupo, por aquello de no llamar la atención. Blackwood se largó a saber dónde, mientras que Kirby y Kevin Starr tiraban, sin haberse puesto de acuerdo, hacia el barrio de Marina Norte. Al parecer la novia de Kirby vivía por allí, y Kevin quería saber por qué debía prescindir de su guardaespaldas. Después de una ligera discusión ante la puerta del bloque donde vivía la chavala en cuestión, Kevin decidó que estaba solo.
Volvió al piso franco, hackeó las cámaras de vigilancia del bloque de la novia de Kirby y avisó vía telefónica al mercenario de que alguien rondaba por la zona: un hombre de negro pululaba por el mismo piso donde vivía su novia. 
Luego buscó mucha información por la Red, viajando de un lado a otro acumulando muchos datos útiles. Finalmente creyó ver a Errol Flynn flotando sobre la cuidad virtual. El tal Flynn era un programa de aviso que buscaba al hacker: "Nos vemos en el IRC".

Investigó por ese lado y llegó a un bar llamado Queens al noreste de la zona de combate, a unas manzanas del Casino. Fue andando, y lo tuvo crudo, ya que fue atacado por un fibrillas con una navaja. Le aguantó un par de rounds bloqueando navajazos, pero al final esas clases de aikido a las que su tío lo apuntó en el instituto dieron su resultado: agarre, desequilibrio, proyección y luxación del codo derecho. Rotura de fibras asegurada, y 500 europavos... lo que el pringao este había cobrado por el trabajillo. Dejó que se fuera con una amonestación...
Llegó andando al local, un bar al que se accedía desde la calle, bajando unas escaleras. Cerrado, y parecía que llevaba bastante en ese estado. Nada que llamase su atención... salvo un graffiti de un camino de baldosas amarillas que señalaba a las escaleras. Intentó ver si había algo dentro del local, y le pareció ver un destello de luces LED en el interior... ¿un servidor?
Volvió al piso franco y se conectó, buscando alguna entrada a ese lugar, hallándola: un dataterm falso permitía entrar en otro nivel de la Red, apareciendo en los baños del IRC. El entorno gráfico era cutrelux total, como en 8 bits. Allí se le presentaron Flynn (que le había entregado online la grabación de vídeo del tiroteo de Marina Norte) y otros muchos dándole la bienvenida "al Club". 

Un club de hackers, operadores y netrunners contra el mundo. Putos geeks...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Future Noir (Cyberpunk - interludio)

Nombre: James Blackwood
Alias: Jack, Blacky, Blackmetal, Morning Wood.

- ¿Morning Wood?... Joder, ¿Morning Wood? ¿En serio?
- En serio, señor.
- ¿Pero de dónde coño sacarán los motes estos capullos?
- Al parecer en un mujeriego, incluso un womanizer, señor. Quizá...
- Ya, ya... sáltese esa parte.
- Es un trillizo. Ha vivido separado de su familia durante años. La relación con su familia es distante, o directamente mala. 
- Nadie lo echará de menos, entonces. 
- Bueno; yo no he dicho eso... Al parecer tenía varios amigos en el local de la explosión, el Metal Storm.
- Todo parece indicar que será el tal "morning wood" quien los echará de menos a ellos, jejeje.
- Los updates indican que está asociado a un solo procedente de Brasil. Su clave es A. Kirby Claymore.
- ¿A.K.? ¿Claymore? ¿Sabemos si su padre se llamaba Enfield o Dessert Eagle? Bueno, ¿y qué sabemos de ese tío? Aparte de que tiene la cara hecha un mapa...
-Un novato que trabajaba cubriendo el reparto. Al parecer hizo demasiadas preguntas y se dio orden de escarmiento. 
- ¿Por qué no está muerto?
- Al parecer sobrevivió, señor. Desfigurado, pero vivo.
- Un hijoputa duro de roer, ¿eh? Al menos es elegante. ¿Familiares?
- Todos en Brasil, señor; pero al parecer se ha estado viendo con una chica los últimos meses.
- Rastréenla
- Las imágenes del tiroteo del GSU los muestran juntos en una escalera. A él y a Blackwood.
- Y tenemos su imagen juntos en el piso del hacker, ¿no? Estos dos traman algo. Podrían exponer toda la operación.
- Falta el operador, señor.
- Ah, sí, el netrunner. 
- No tenemos imágenes claras, pero creemos que su avatar en la Red es un personaje de cine de los '80. Un tal Darth Vader. Lo estamos rastreando.
- ¿El de Star Wars?
- Eeeeeeh, creo que sí señor... Sí, confirmado. Seis películas, me indica mi wrist-pad.
- Solo tres, muchacho. Las otras tres no cuentan.
- Entendido, señor. ¿Órdenes?
- No podemos dejar que tres entrometidos con suerte jodan todo el operativo y nos dejen con el culo al aire. Vayan a por ellos; pero sutileza. No queremos llamar la atención de nuevo. Eviten sacar más AVs... Y si puede ser antes del 2021, mejor.
- Entendido, señor: sutileza y discreción.
- Retírese.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Night City, Noviembre 2020

El área de pediatría del hospital GSU de Night City estaba arrasada. Ninguno de los tres podía todavía asimilar lo que había ocurrido.
Kevin salió del hospital de último y se encontró con Blackwood y Kirby abajo; habían logrado salir confundiéndose entre la gente que evacuaba la planta. Miraron alrededor, y luego arriba. La esquina noreste del hospital estaba ocupada por la NCPD y se podía ver el boquete que el AV4 negro había abierto con su cañón multitubo acoplado. El AV había escapado hacia el sur, y los screamsheets comentaron que había aparecido  en el medio de la Zona de Combate inutilizado por una granada.
Los tres se miraron y sopesaron los motivos por los que estaban ahí. 
Kevin, un netrunner en paro, hijo exiliado de nómadas, buscaba algún tipo de redención. La familia, a la que no veía en persona desde hacía años, era muy importante para él.
Blackwood, un arreglador bastante mujeriego que buscaba la forma de hacer pasta, pasta, pasta; era uno de los rr.pp. del club de música heavy Metal Storm.
Kirby, un desfigurado mercenario con un pasado oscuro, pero relacionado con la protección de camellos que pasaban un material... "especial".
Ese material, más bien uno de los n'runners que había estado generándolo, resultó ser su nexo de unión. El hacker Lance-a-little, un friki de la leyenda artúrica bastante hortera había estado fardando de pasta con varios colegas. Estaban moviendo un material informático nuevo, algo nunca visto. 
Murió conectado a un cibermódem, o así lo encontraron los tres de los que llevamos rato hablando. No se conocían, pero el hecho de encontrarse fortuitamente en un piso de La Zona, con su contacto en muerte cerebral conectado a la Red y ser acribillados por francotiradores parece que no, pero une.
En los dos días que habían pasado descubrieron que ese material valía pasta gansa: un método para que las experiencias online fueran tan o más intensas que las físicas del mundo real. Pero había algo más. Algo extraño. 
Había gente interesada, claro, gente que rondaba. Blackwood descubrió que entre lo que guardaba Lance-a-little en sus chips de datos estaban fotos de muchos niños y adolescentes, como un dossier... entre ellos su hermana gemela, a la que hacía años que no veía. Era curioso, alguien en el Metal Storm le había dicho que su hermana había vuelto a la ciudad, y ahora veía una foto suya de adolescente.
El Metal Storm. Gente rara entrando y saliendo, "material" extraño trapicheado aquí y allá. Blackwood se pidió un par de días mientras, entre los tres, se pillaban un piso de 30 metros cuadrados en Chinatown: lo usarían como base de operaciones si Kevin era capaz de clonar el programa de Lance-a-little  y venderlo en la calle.
Lo que estaba claro era que alguien iba tras ese material, o tras algo. Que intentaran capturar a Kevin (que se había colado en un edificio de apartamentos de Marina Norte para conectarse online, pero fue detectado), y que llegara Kirby arrasando para salvarlo, con ayuda de Blackwood, había sido una gran pista.

Pero el círculo se cerró cuando Blackwood había encontrado que su hermana trabajaba en el GSU, uno de los hospitales del centro y, buscándola, encontraron que en pediatría la policía custodiaba a un niño que había sido rescatado en algún tipo de operación importante. Y lo relacionaron con todos los datos que tenían entre manos.
El problema es que alguien más lo hizo. Mercenarios de negro entraron y atacaron a la policía, debiendo actuar (más por defensa propia) tanto Kirby como Blakwood. Al final llegó el AV negro que arrasó la esquina. Alguien tenía claro que ese chavalín no debía sobrevivir (y no lo hizo). Y, después de la munición de 20mm que habían dejado allí, dejaban claras sus intenciones.
Se miraron, miraron arriba, y el móvil de Blackwood sonó: era Lucy, camarera del Metal Storm. Estaba en shock, llorando y aterrada... El club había estallado con un montón de gente dentro.


(Resumen conscientemente confuso de las tres partidas de la nueva campaña de Cyberpunk 2020 que tenemos entre manos)